En este apunte nos guiará la idea de que la memoria es en realidad un recurso, lo que representa implicaciones interesantes en relación con los procesos de desaprender y aprender. La debilidad o falta de entrenamiento de esta capacidad esencial, nos coloca en el riesgo a reaprender a cada paso, sin poder reconocer el camino recorrido, recuperar lo que sabemos y lo que no sabemos. En la memoria está el mapa, la brújula y el geoposicionador que necesitamos para vivir.

En este segundo apunte, se presentan algunos criterios enfocados a orientar la aplicación de esta herramienta. Se proponen algunos desaprendedores y aprendedores; unos tienen que ver con posibles errores sobre la memoria. A su vez, los aprendedores son pensamientos formulados por personas que han reflexionado en el tema desde diversos puntos de vista. Concluiremos invitándote a realizar un segundo proyecto para mejorar en el uso de esta herramienta esencial.

La tinta más pobre de color vale más que la mejor memoria.
Proberbio Chino