Así como el contexto no es simplemente un elemento pasivo, tampoco lo es el árbol, con respecto a su contexto, aunque es preciso reconocer que su influencia será en general más limitada y específica. Un árbol, puede ser un factor para detener la erosión en la montaña, pero es de esperarse que por sí solo su efectividad sea limitada, al menos en comparación con la del contexto. En el lenguaje que usamos todos los días, contextualizar es una palabra que escuchamos o decimos con frecuencia. La pregunta si la empleamos correctamente.

Este segundo apunte está enfocado a la práctica de contextualizar, tomando en cuenta los temas tratados en el apunte anterior. Para ello, se propondrán criterios, así como algunos desaprendedores y aprendedores, ara facilitar la práctica de esta herramienta de gran importancia.  Concluiremos proponiéndote un segundo proyecto para mejorar en tu capacidad de contextualizar.

La vida no cambia si solo modificas el contenido, tu vida cambiará si te atreves a alterar el contexto.
Santos Kalwar
Santosh Kalwar
autor