A partir de su etimología latina, y a través del tiempo y las culturas, sabemos que comparar es un recurso del razonamiento, que consiste en identificar y extraer conclusiones sobre las semejanzas o diferencias entre dos o mas cosas, que pueden ser, por ejemplo, objetos, pensamientos, emociones, palabras o conductas.

Es una herramienta con varios usos, modalidades y métodos de aplicación, que utilizamos constantemente. Comparar sirve a varios propósitos, el mas importante, aprender.

El segundo apunte sobre la herramienta de comparar incluye algunos criterios dirigidos a una mejor aplicación de esta herramienta. También, se ofrecen algunos desaprendedores y aprendedores; los primeros cuestionan afirmaciones o preguntas que escuchamos o leemos sobre la práctica de comparar, y que posiblemente sea necesario replantear. Por su parte, los aprendedores son pensamientos de diversas personas acerca de esta herramienta. Concluiremos invitándote a realizar un segundo proyecto para mejorar en tu práctica de comparar.

Comparados con la naturaleza, somos solo el polvo de los caballos que corren.
Alan Maiccon
Alan Maiccon
Escritor brasileño