Disciplinarse, es decir, la auto disciplina, es una herramienta clave para emprender, cuando realmente nos interesa lograr un objetivo importante, de estudio, trabajo, deporte, o de vida personal. Disciplinarse no es una herramienta adecuada para desaprender y aprender cuando se usa como sinónimo de obediencia o sometimiento por temor, o como castigo que se aplica básicamente porque no se ha sabido educar.

El segundo apunte sobre la herramienta de disciplinarse está enfocado a mejorar tu habilitación. Para ello conocerás criterios que sirven para saber si estas aplicando correctamente la herramienta. Además, se presentan algunos desaprendedores y aprendedores; los primeros cuestionan cosas que se dicen sobre esta herramienta que pudieran no ser del todo acertadas; los segundos son pensamientos expresados por personas que han tenido experiencia en la práctica de disciplinarse. Concluiremos este apunte invitándote a realizar un segundo proyecto.

Disciplina es pagar el precio para traer esa visión a la realidad. Es abordar los hechos duros, pragmáticos y brutales de la realidad y hacer lo que haga falta para que ocurran las cosas. La disciplina surge cuando la visión se une al compromiso.
Stephen Covey 1
Stephen Covey
Empresario y Educador