Completando del 2014 a la mitad del 2016

Completando del 2014 a la mitad del 201623 de Enero de 2014
Lo que hacen algunos grupos bien identificados en Michoacán y otros lugares, apropiándose por la fuerza de la agricultura, la industria y el comercio, así como de la libertad, la dignidad y con frecuencia la vida misma, ¿no es prácticamente lo mismo que hacían grupos similares durante el primer milenio, bajo el pretexto de salvar a Jerusalén? ¿Y no es en cierta forma lo mismo que hace el Estado, legitimado en su propia violencia, cobrando a la sociedad su corrupción y su ineficacia?
17 de Octubre de 2014
No ver, por omisión o por conveniencia, es el signo de los tiempos. Los ocho amarrados en el cacicazgo naciente están próximos a entregar a la tierna e incivilizada Uabc al territorio incierto e interesado del Congreso del Estado. Al menos eso se ve que quieren. Por ello, si bien es cierto que toda nación tiene el gobierno que se merece, también lo es que toda nación (y por ende toda institución) pierde lo que no merece.
12 de Febrero de 2015.
Cualquiera que sea el nivel de realismo que alcance la realidad cotidiana, con el escepticismo y desanimo que usualmente acarrea, hay que dejar un espacio, como,el,que se deja para el postre en una comida entre amigos, para la esperanza de encontrar seres humanos de verdad humanos.
12 de Febrero de 2015.
Tres reglas y un copeteo aprendidas entre amigos sin escrupulos: 1. Ya están grandecitos; 2. No son tan pendejos (tal vez); y 3. Me vale madre… Y el copeteo: 4. No saben aventar aire; y 5. Para que me haces caso si soy rete hocicón; 6. Si ya saben como soy, pa qué me invitan.
18 de Febrero de 2015.
Siempre he sabido que el conocimiento de las cosas se mueve desde la descripción; y de ahí a la explicación de los comos y mas adelante los por que, para de ahí pasar a la predicción o la anticipación, cuando los fenómenos se dejan de acuerdo con las tecnologías. Ahora veo con mas claridad que ese movimiento es también el de la vida humana: comenzamos tratando de entender que sucede, y nos apoyamos mas en la ciencia; y terminamos en la filosofía buscando respuesta a los por que, tratando de anticipar. Algo parecido le pasa a la especie, que apenas esta rebasando el entendimiento de los que; se asoma tímidamente a los comos, y apenas su arrogancia trata de ocultar la distancia que la separa de lis porque. De la anticipación ya ni hablamos.
6 de Mayo de 2015
Cada vez entiendo mejor por qué siento repulsión inmediata a las conductas mesiánicas de tantos redentores improvisados, que en épocas de desesperanza y valemadrismo se multiplican en los más diversos ambientes, como son por ejemplo empresas, academia, medios de comunicación, teatro, religiones y política, por mencionar sólo algunos. La fauna de salvadores de la patria es variada, pero casi siempre se esconden, justifican y atacan desde un micrófono; increpar es uno de sus recursos favoritos, por eso prefieren el micrófono y no la pluma, porque ésta exige argumentar. La mayoría de los redentores no rebasa en su mensaje el nivel de callejón, o de pasillo si se quiere, pero eso no importa. Son verdaderos redentores de pacotilla de quienes así se asumen así, ya sea porque están convencidos, o acaso porque saben bien que no son lo que pretenden, pero que tratan de justificar sus actos, mientras venden la imagen de que son auténticos ungidos de los dioses. Creo que este mesianismo es una de las formas de esa droga que es el poder, cuyos adictos necesitan desesperadamente, en la forma de reflectores, presídiums, agradecimientos, placas con sus nombres, propinas, reconocimiento, elogios, aplausos, etcétera. Entonces recordé la memorable escena casi al final de la película “A few good men” (1992), en la que el coronel Jessep (Jack Nicholson) trata de justificar sus actos (ilegales) para reafirmar la indispensabilidad de su función social. Dice Jessep, comandante de la guarnición militar en Guantanamo, dirigiéndose agresivamente a Kaffee, el abogado defensor (Tom Cruise): “Vivimos en un mundo con muros, y esos muros deben ser vigilados por hombres con armas. ¿Quién lo va a hacer?¡¿Tu?!… Yo tengo una responsabilidad que tu no podrías ni siquiera imaginar… Tienes el lujo de no saber lo que yo se… No tengo el tiempo ni el interés de explicarle a un hombre que se despierta y se acuesta bajo la cobija de la libertad que yo le proporciono, y que se atreve a cuestionar la manera como se la proporciono…” Los mesías, redentores de callejón y de plaza vacía, que se multiplican en la desesperanza, especialmente aquellos que hacen de su redentoría una forma de hacer creer que tienen poder, sienten que tienen derecho a lo que creen que tienen derecho, y lo hacen, aunque no sea el derecho de todos los demás, porque ese es el precio que cobran por salvarnos. Siempre cobran, eso es seguro, pero la culpa no es del indio, diría el otro para salirse por chicuelinas, sino de quien se ponga el saco.
12 de Junio, 2015.
En la búsqueda muy probablemente inútil  de la autenticidad.
Crear, fomentar, difundir, justificar ilusiones es uno de los recursos preferidos del poder.  Ilusiones sobre la democracia, sobre la diferencia entre colores, sobre la honestidad, sobre la necesidad de la “democracia”, en un mundo en el que la animalidad no sólo no ha sido confinada, sino que apenas está adormecida, mientras haya qué comer y qué beber, y haya luz en las ciudades. Las ilusiones creadas son la carrocería, la cubierta, la apariencia y el color de esta apariencia que pesan tres cuartas partes de la decisión de comprar ropa, zapatos, carros o casas.una capa cada vez más gruesa. Conforme se agotan o cierran, o no pueden abrirse, las rutas de la viabilidad de lo humano, con la naturaleza y consigo mismo; en proporción directa de la realidad reductora, discriminante, en esa proporción aumenta la cantidad e intensidad de las ilusiones. Y se crean entonces tres segmentos humanos: los que creen que las ilusiones son la realidad misma, porque simplemente no saben, aunque sospechen, que hay algo debajo del cofre; los que han tenido contacto, aunque sea indirecta, con la realidad debajo del cofre, pero se sienten más cómodos viviendo en la creación, difusión y restauración continúa del orden de las ilusiones; y finalmente los que pueden vivir manteniendo en coexistencia dos visiones contrarias, antagónicas, y a partir de esa contradicción emprenden una búsqueda personal para encontrar lo auténtico propio.
4 de Julio, 2015
No lo dije yo porque sabia que alguien lo haría mucho mejor… Christopher Morcom: Sometimes it’s the very people who no one imagines anything of who do the things no one can imagine (Alan Turing, The imitation game, 2014. A veces es precisamente la gente de la que un no imagina nada, la que hace cosas que nadie podría imaginar)… When people talk to each other, they never say what they mean [pause] They say something else and you’re expected to just know what they mean (Alan Turing, The imitation game, 2014). E igualmente con: Alien: You’re an interesting species. An interesting mix. You’re capable of such beautiful dreams, and such horrible nightmares. You feel so lost, so cut off, so alone, only you’re not. See, in all our searching, the only thing we’ve found that makes the emptiness bearable, is each other. (Contact, 1997).
14 de octubre de 2015
La certeza de la muerte detona la necesidad emocional de trascender, privilegio reservado para unos cuantos, que marcan diferencia por el alineamiento que tuvieron de ideas, carácter y contexto. Quizás el enfoque más humano podría ser pensar no en perdurar, sino procurar, capitalzar y recordar los momentos de armonía, más valiosos porque ocurren en vida…
28 de octubre de 2015
De la experiencia personal y las enseñanzas de amigos cercanos, es posible percibir los tres factores que han frenado a la UABC, lo que no implica deseo alguno que no sea el de la pronta recuperación de su ánimo y ritmo: uno, frente a una realidad incontestable de la juventud, la decisión de hacer crecer la matrícula, sin el acuerdo interinstitucional (por la carencia efectiva de gobierno); sin inteligencia y visión de futuro pensada desde y para la Universidad, y sin acompañamiento de desarrollo organizacional y tecnológico que le diera soporte a semejante decisión; dos, el desmantelamiento de la dirección de obras y mantenimiento, y la entrega de sus funciones al gobierno del estado, decisión disfrazada en eficiencia administrativa, pero que en realidad refleja la colusión de ambición económica y política de los protagonistas, a costa de la institución y su futuro; y tres, la falta de inteligencia de la administración y órganos de gobierno de la Universidad, para entender, conducir y capitalizar el proceso generacional de retiro y reemplazo de académicos, la mayoría formando parte de ingreso masivo de profesores en los años setentas. Ni los que salen fueron invitados a apoyar a los que entran, ni estos tienen la preparación para pedirlo.
11 de Julio de 2016
Desde la experiencia de las empresas de quienes estoy cerca en estos tiempos, de mucho me ha servido la formación inicial de mantener la atención en el todo y las partes; por alguna razón la inteligencia en muchas personas limita sus conexiones a secuencias lineales, a veces en una sola dimensión, cuando la realidad es de cámaras plenas, en varias dimensiones de espacio y tiempo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos en la misma categoría